Una escala ordinal (categórica y comparativa) ubica al objeto con números que indican su posición relativa con relación a otros objetos.  Estas escalas, permiten calcular percentiles, cuartiles, medianas, correlaciones, Friedman y Anova.

 

La escala ordinal infiere características al objeto, aplicar escalas de medición comparativas como pares comparativos, ordenamiento y suma constante.  A continuación, se explica cada una y su aplicación en la investigación de mercados.

 

La escala de pares comparativos.

 

En las escalas de pares comparativos, la respuesta tiene solo dos opciones.  Este tipo de escala facilita la construcción de mapas perceptuales, porque se pueden evaluar un número indefinido de objetos entre sí.  Por ejemplo: entre las marcas A y B, ¿cuál prefiere?, y entre las marcas A y C, B y C, D y A…  Existe una regla interesante que el investigador puede tener en cuenta para reducir el número de preguntas; esta regla se denomina transitividad que dice: si una persona prefiere A sobre B y prefiere B sobre C, entonces, la persona preferirá A sobre C.  ¿Valdrá la pena preguntar si prefiere A sobre C? esto depende del criterio del investigador.  Este tipo de escala también funciona muy bien para pruebas de producto.

 

Ejemplo de escala ordinal en Pares Comparativos.

La escala de ordenamiento.

 

En las escalas de ordenamiento, se le solicita al participante que organice una serie de objetos entregados simultáneamente según la prioridad o el criterio dado.  Este tipo de escala permite construir el reconocimiento de marca.  Por ejemplo: organice según su preferencia, ordene los siguientes atributos según su importancia.  Esta escala se considera ordinal porque se puede inferir que la primera opción tiene una mayor evaluación que la última opción, pero no hay números que la respalden, es decir, no se sabe cuánto prefiere la primera opción, de la última opción.

 

Ejemplo de escala ordinal en Ordenamiento.

Las escalas de suma constante.

 

En las escalas de suma constante, se le pide al participante que distribuya un total definido de puntos, dinero, o cualquier otra medida, entre los objetos de una lista.  En algunas ocasiones esta escala se considera métrica por incluir números sin embargo, su esencia es comparativa.  Esta escala es apropiada para establecer la importancia de los atributos en la evaluación de un producto.   Por ejemplo: si hay 50 puntos para distribuir entre 10 atributos, el promedio sería 5, si el atributo es considerado como no importante tendrá 0, si el atributo es considerado muy importante obtendrá 10.  La suma final no debe sobrepasar los 50 puntos.  Un error frecuente en la aplicación de esta escala se origina cuando un participante no suma correctamente los puntos, arrojando resultados superiores o inferiores al establecido; la recomendación es realizar esta escala en medios como Internet o en la entrevista personal directa.

 

Ejemplo de escala ordinal en Suma de Constantes.

 

Después de haber leído este artículo, ayúdanos a mejorar escribiendo tus comentarios, o si lo prefieres puedes llenar la encuesta sobre nuestro servicio haciendo CLIC AQUI.   Todas tus opiniones son muy importantes para nosotros.  Gracias por compartirlas.

Share →