La investigación descriptiva es un tipo de investigación concluyente que tiene como principal prioridad la descripción de las funciones y características del mercado.  Por ejemplo: la descripción de las características relevantes de un grupo de consumidores, vendedores, otras empresas y áreas de mercado; el cálculo del porcentaje de unidades en una población específica que presentan cierto comportamiento; el conocimiento sobre la percepción de las características de un producto/servicio; el cálculo del grado de asociación de las variables de mercadeo; y el establecimiento de predicciones específicas.  El diseño de este tipo de investigación responde a las preguntas: quien, que, cuando, donde, porque y como.  Los instrumentos más utilizados en esta investigación son: el análisis cuantitativo de información secundaria, encuestas, paneles y observaciones.

 

Según la forma en que se aplique el método, este tipo de investigación se puede clasificar en dos diseños: transversal y longitudinal.

 

Un diseño longitudinal es un diseño de investigación en el cual, la muestra de la población involucra a los mismos sujetos a través del tiempo, para ser medida repetidamente en las mismas variables.  Este tipo de diseño, provee una gran cantidad de información que al verla en conjunto representa una imagen clara de la situación, detectando cambios a través del tiempo con gran precisión.  Este tipo de diseño es el mejor para medir la lealtad de marca.  Como los participantes deben tener voluntad a cooperar y a comprometerse a permanecer el tiempo necesario, se recomienda ofrecer motivadores como obsequios, bonos y cupones para evitar la mortalidad.  No se recomienda pagar en dinero, porque se puede atraer un tipo de personas que no coinciden con la población.

 

Un diseño transversal es un diseño de investigación en el cual, se recolecta la información de una muestra de la población por una sola vez, y no se vuelve a usar esa misma muestra.  Se caracteriza por tener muestras representativas de la población y por reaccionar a la predisposición.  Se clasifica en dos diseños:

 

  • Diseño transversal simple cuando la muestra de participantes se toma de la población objetivo.
  • Diseño transversal múltiple cuando se miden dos o más muestras de participantes.  Este diseño consiste en la realización de una serie de encuestas en diferentes intervalos de tiempo, por lo que sus resultados permiten comparar a nivel de agregados pero no a nivel de respuesta individual.  Un ejemplo de este tipo de diseño es el análisis de series, y hace referencia a un grupo de participantes que experimentan el mismo evento pero no en el mismo intervalo de tiempo.  Por ejemplo: cada 10 años se estudia el consumo de pollo en varias muestra de personas con edades entre 16 y 25 años, 26 y 35 años, y 36 y 45 años.  Cada 10 años los sujetos de la muestra son diferentes pero al presentar los datos consolidados se lee en diagonal para estimar el cambio.  Este tipo de diseño es el mejor para medir hábitos de consumo.

 

Después de haber leído este artículo, ayúdanos a mejorar escribiendo tus comentarios, o si lo prefieres puedes llenar la encuesta sobre nuestro servicio haciendo CLIC AQUI.   Todas tus opiniones son muy importantes para nosotros.  Gracias por compartirlas.

Share →